Como se cuida la superficie de una pizarra blanca

Cuidar la superficie de una pizarra blanca puede resultar bastante sencillo, y esto aumentará la vida útil de estos elementos de tu empresa. Lo ideal es que compres una pizarra magnetica blanca,  porque son las que te aportarán la máxima versatilidad posible para que puedas conseguir así un gran rendimiento.

Pero, es probable que no sepas cómo se debe cuidar una pizarra blanca para mantener su superficie en óptimas condiciones. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente este post, y encontrarás algunos consejos que serán bastante útiles.

Cuidados básicos de una pizarra blanca

Para que la superficie de las pizarras blancas se mantenga en buen estado, debes seguir algunos consejos prácticos como son:

Borra correctamente la superficie

El borrado correcto de la superficie será algo básico que debes realizar, en especial porque de este dependerá que tengas un gran rendimiento. En todo caso, debes asegurarte de que el rotulador se encuentre completamente seco antes de borrarlo.

En este punto se cometen muchos errores, en especial porque se borra cuando el rotulador está húmedo y esto producirá manchas. Asegúrate de utilizar un buen borrador, que pueda retirar todos los residuos de rotulador de la superficie para evitar de esta forma las manchas.

No uses rotuladores permanentes

A pesar de que se podrían utilizar productos químicos para quitar los rotuladores permanentes de la superficie, no es para nada aconsejable. Estos tienen una concentración bastante elevada de pigmentos, la cual puede acumularse sobre la superficie y causar manchas en la misma.

En todo caso, debes asegurarte de utilizar únicamente rotuladores que sean completamente borrables y preferiblemente de base acuosa. De esta forma, evitarás que se acumulen en la superficie de la pizarra causando manchas que reduzcan la vida útil de tu pizarra blanca.

Realiza mantenimientos

Es importante que hagas mantenimientos periódicos de la superficie de la pizarra blanca para mantenerla en óptimas condiciones. En todo caso, se aconseja que se limpie con los productos químicos recomendados por el fabricante una vez al mes, o si el uso es intensivo lo mejor será limpiarla una vez cada 15 días.

Por otra parte, también puedes hacer un mantenimiento semanal para ayudar a que las pizarras se mantengan en óptimas condiciones. Este se realizará con una solución de alcohol diluido en agua, y su objetivo es retirar los restos de rotulador que puedan quedar en la superficie por el uso diario de las pizarras.