Una vida realmente alocada

Las coincidencias existen en la vida, pero en la vida de Brian no podían causar mayor revuelo y tanto desajuste para él y su entorno.

Si lo que andas buscando es la forma de reírte con una buena película y olvidarte de todo, es una que te centres en uno de los clásicos de la comedia, donde podrás evidenciar como las coincidencias van más allá de solo un evento y hasta de la historia misma.

En ocasiones la vida puede estar rodeada de coincidencia e inclusive pueden ser aleatorias y cuestión del azar, pero en la vida de Brian, una coincidencia con una gran historia, mejor dicho, es la historia de la humanidad y del mundo religioso, cambia totalmente su experiencia y día a día.

Cuando una coincidencia, puede ser una consecuencia

Para los amantes y no amantes del cine, una buena opción para ver, son los clásicos de comedia y como una de las más vista e inclusive una de las más nombradas en su tiempo, este film no podría pasar desapercibida.

Un film que llega de la mano de los Monty Python y directo desde el reino unido, se convirtió en unos los clásicos de comedia más aclamados para su momento de publicación y en la actualidad. Este clásico de la comedia, nos viene a sorprender con la vida de un joven que nace el mismo día que Jesús Cristo.

La vida de Brian se convirtió en un enredo y solo por la coincidencia de lugar y fecha de nacimiento, partir de ahí, suceden una serie de acontecimientos que van marcando su vida, todo gracias a su círculo social y una madre extrema revolucionaria.

Lo cierto es que, un grupo de personas le causan un enredo es su vida y la convierten en un paralelo a los sucesos por el cual paso Jesús Cristo, desde guiar a un grupo de seguidores, hasta ser perseguido por las autoridades de la época.

No solo basta con creer que pueda ser el nuevo mesías, solo hay que ver como lo ponen en apuros solo por nacer en un pesebre y en ese día especifico

La idea no es contarte el desenlace de esta película, la idea es que puedas degustarla y te darás cuenta del porque fue una película tan polémica en esos años.

La criticas iban desde extremos religiosos, hasta radicales del cine; pero lo importante acá, es que no vas a parar de reír con cada una de los sucesos y actos de la vida de Brian.