Inversiones y servicios financieros: Diez claves para entender la reforma tributaria

Tras un año movido a partir de las elecciones legislativas y el reciente conflicto por la reforma previsional, debemos sumarle al cierre de este año el tratado de la reforma tributaria. Con varias modificaciones en puntos centrales de la ley actual:¿De qué trata esta reforma y cuales son las claves para entenderla?

 

En el mundo de la economía y los servicios financieros aparece una nueva reforma en este cierre de año: la reforma tributaria. Esta reforma llega con el objetivo central de impulsar las inversiones, la competitividad laboral, mejorar la calidad del trabajo y obtener un sistema de recaudación tributaria más eficiente, equitativo y moderno. (Para ampliar la info sobre economía y finanzas, te recomendamos visitar el sitio personal de Christian Silbergleit).

 

Esta reforma tributaria trae una serie de cambios y modificaciones que van a beneficiar a los contribuyentes en el mediano a largo plazo y busca lograr una seria modernización del sistema tributario para poder de esta manera facilitarle al gobierno la recaudación desde las entidades de recaudación y de servicios financieros.

 

Los plazos que plantean desde el oficialismo para los cambios y mejoras que trae consigo esta reforma de ley se encuentran entre uno y cinco años, por lo que esperan tenerla en funcionamiento desde enero de 2018. Según el ministro de hacienda esta reforma implicará una seria reducción en la presión tributaria del país durante el quinto año de implementada la ley.

 

Tras el cambio de gobierno en las pasadas elecciones ejecutivas, en estos dos años se llevaron a cabo varios cambios en el aspecto económico y financiero.

 

Para poder entender mejor la reforma tributaria les compartimos diez claves que van a esclarecer los objetivos de esta reforma:

 

  • La reforma tributaria cuenta con tres objetivos principales: el impulso de las inversiones, el crecimiento y generación de empleo formal, y la modernización del sistema tributario para conducir al desarrollo económico.

 

  • Dentro de los principales impuestos que se modificarán se encuentran los aportes y contribuciones de seguridad social, el impuesto a las ganancias tanto empresariales como personales, el IVA, el impuesto al cheque, la gestión de ingresos brutos, impuestos aduaneros y los impuestos a las transferencias de inmuebles.

 

  • Reducir el impuesto a las ganancias corporativas y empresariales a través de la devolución anticipada del IVA lo que dará resultado a que las ganancias de las empresas estarán alcanzadas por una alícuota del 25% en vez del actual 35%.

 

En el caso del impuesto a las ganancias personales la alícuota será del 15% y se aumentará la deducción especial en ganancias para los trabajadores autónomos.

 

  • Se buscará la reducción de los famosos impuestos cascada sobre créditos, débitos bancarios e impuestos provinciales a los ingresos brutos. En este punto se buscará eliminar además los impuestos a las aduanas interiores.

 

  • La reforma buscará eliminar el impuesto a la transferencia de inmuebles, pero propone una modificación mediante la introducción de un tributo a la ganancia  en el caso de las venta de inmuebles con una alícuota del %15.

 

  • En cuanto a los bienes materiales, en tecnología el impuesto a televisores, celulares, electrodomésticos, equipos de audio que cuentan con una alícuota del 17% pasaran atener una alícuota del 0%.

 

En el caso de los automóviles y motos de gama media que cuentan con una alícuota actual del 10% también será eliminada la misma con un plazo de cinco años para llegar al 0%. Las motos de alta gama duplicarán su alícuota.

 

En cuanto a las aeronaves y embarcaciones, estas sufrirán la misma modificación que las motos de alta gama, pasando de un 10% a un 20% de alícuota.

 

  • Para las bebidas alcohólicas: para el whisky la alícuota pasará gradualmente de un 20% a un 29%, la cerveza aumentará del 8% al 17%, las bebidas espumantes desde 0% a 17% y los vinos de la misma manera hasta un 10%.

 

En cuanto a las bebidas sin alcohol como las gaseosas el aumento en los impuestos se dará gradualmente del %8 al 17%.

 

  • La reforma tributaria traerá también consigo la devolución de saldos a favor del IVA por inversiones. En el caso de empresas que hayan realizado inversiones en un plazo de seis meses y no hayan podido recuperar la inversión.

 

En la actualidad se debe esperar para recuperar el crédito fiscal del IVA en caso de realizar una inversión.

 

  • Para los combustibles se pasará a un régimen de impuestos a suma en base a dos montos, uno por emisiones de dióxido de carbono y otro para evitar que se altere la carga tributaria actual.

 

  • El mínimo no imponible se establecerá en una suma de $12.000 de salario bruto para contribuciones patronales. En base al índice de precios al consumidor este impuesto será ajustado gradualmente en un período de cinco años.

 

También se unificarán de manera gradual las alícuotas para las contribuciones patronales del sector privado con un índice del 19,5%. Este punto de la reforma apunta a reducir los costos de contratación por parte de las empresas y de esta manera incentivar la formalización del empleo.

 

 

Las medidas que propone la reforma tributaria como la reducción del impuesto a las ganancias en un plazo de cuatro años apuntan directamente al aumento de inversiones. Para el oficialismo que impulsa esta reforma, el aumento de inversiones es una necesidad real y fundamental para el crecimiento que se dioen este año, buscando de esta manera un crecimiento constante que se extienda en el largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *