Embarazo y los dolores en la espalda.

La etapa del embarazo es una de las más soñadas por la mayoría de las mujeres, ya que representa el mágico proceso y mecanismo de dar vida, de formar a otro ser dentro de sí y que pronto será el consentido o consentida de la casa.

Durante el embarazo se presentan muchos cambios en el cuerpo de la madre, los más notorios son los cambios físicos y estos suelen estar acompañados de algunas dolencias que afectan a la futura madre.

Uno de los malestares más comunes durante el embarazo es el dolor de espalda, este suele estar asociado con la ciática, el dolor  de la ciática en el embarazo suele ser muy común y es que más del 30% de las mujeres en estado lo padecen.

La ciática es o nervio ciático, es el nervio más grande y largo del organismo, el cual pasa por la espalda en la zona baja, luego continua por las piernas, hasta llegar a la punta de los pies. Este nervio inicia como un tumulto o manojo de fibras nerviosas que se encuentran en la parte inferior de la espalda.

El dolor de la ciática en el embarazo, se presenta por la inflamación del nervio ciático, esto normalmente es producto de los continuos cambios durante el embarazo y es que mientras el pequeño bebe  va creciendo este parte de los órganos se desplazan o se reacomodan y así dar espacio para la formación del feto.

En los casos que él bebe es de gran tamaño y de buen peso, el útero crece hasta 20 veces su tamaño original, con este crecimiento el útero suele ejerce mucha presión a su alrededor, por lo tanto, puede afectar el nervio ciático.

La afección de la ciática en el embarazo suele ser característico por presentarse  fuertes dolores en la parte baja de la espalda, hormigueo leve en la piernas, en algunos casos el dolor suele ser tan intenso que puede afectar la movilidad de la madre, en otras madres se presenta puntadas y sensación de ardor en las caderas.

Los síntomas antes descritos suelen ser muy normales durante el embarazo, aunque no en todas se presente de la misma forma o intensidad, pero lo cierto es, que no hay que alarmarse, ya que es producto del mágico proceso de la evolución del bebe y adaptación del cuerpo.

Estos dolores pueden aliviarse con reposo en el caso de dolor intenso o imposibilidad para moverse, cuando los dolores no son tan agudos, algunos médicos suelen recomendar hacer actividades físicas como el yoga, pilates; estas actividades no pueden ser de gran impacto o que ameriten mucho esfuerzo físico ya que es importante cuidar muy bien al bebe y a la madre.

Así que ya sabes, cual puede ser una de las causas del dolor en la zona baja de las espalda o piernas, pero siempre debes tener en cuenta consultar con tu médico tratante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *