¿VALE LA PENA APUNTARSE A UN GRUPO DE RUNNING?

Con la explosión de la fiebre por el running, miles de personas en tu ciudad se han lanzado a la calle a correr, y es muy posible que tú seas una de esas personas.

Ataviados con su ropa deportiva y su pulsómetro, cada día las zonas más adecuadas para correr en todas las ciudades se llenan de corredores aficionados que buscan mejorar su forma física.

Al principio, lo más probable es que hayas salido a correr en solitario, puesto que no conocías a nadie más que salga a entrenar a las mismas horas que tú.

Y seguro que también te has cruzado mientras entrenabas con grupitos de corredores, todos con la misma camiseta representativa de algún club, que charlan mientras hacen el entrenamiento previsto para ese día.

Si te fijas en sus caras, verás que suelen estar sonrientes y relajados mientras corren junto a otras personas.

Pero, ¿de verdad tiene ventajas salir a correr en grupo?

La respuesta rápida es SÏ. Y la respuesta algo más extendida es, POR SUPUESTO. Vamos a ver qué ventajas nos aporta entrenar en grupo.

VENTAJAS DE SALIR A CORRER EN GRUPO

El primer beneficio lo obtenemos antes incluso de salir a entrenar. Cuando nos comprometemos con alguien a una hora en concreto, va a ser mucho más difícil que nos echemos atrás y nos saltemos el entrenamiento. En primer lugar porque seguramente nos apetece más salir a correr junto a otra persona, y en segundo lugar porque hemos establecido un compromiso que estamos obligados a cumplir.

El segundo beneficio lo tenemos en cuanto al rendimiento y esfuerzo del entrenamiento. Cuando se trata de un rodaje sencillo, no notaremos grandes diferencias. Pero si se trata de un entrenamiento de calidad, como series, está comprobado que nuestras marcas van a ser mejores si entrenamos junto a otras personas. Las sensaciones de esfuerzo y cansancio cambian si corremos junto a otras personas y parecen menores, comparadas con la sensación de esfuerzo y agotamiento que tenemos si estamos entrenando en solitario.

Por último, hay una ventaja lúdica, de simple diversión por estar rodeados de gente, poder relacionarnos con otras personas, charlar y sonreir. No se trata de una ventaja menor, ni mucho menos. Quizás sea la más importante de todas, las buenas sensaciones que nos quedan después de un buen entrenamiento y de haber pasado un buen rato junto a un grupo de amigos.

¿Hay algo mejor que eso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *